viernes, 10 de enero de 2014

MOLLEJAS DE POLLO

Seguramente que la mayoría no sabrá qué son las mollejas de pollo, incluso no las habrá comido nunca, y es que hoy en día es más raro encontrarlas en los supermercados (creo que ni hay), y en las carnicerías, como la nuestra se venden mayoritariamente por encargo, y para bares y cosas así. Pero preguntadles a vuestros mayores y seguro que os dan mil explicaciones ;)
Pero, ¿qué son las mollejas de pollo?
FUENTE FOTO

Pues, la molleja es una parte del aparato digestivo del pollo, donde se produce  el aplastamiento y pulverización de  los granos que come el animal, provenientes del buche, antes de seguir con su proceso de digestión, sería como si dijéramos la sustituta de nuestros dientes,  por lo que es un músculo grueso, y duro al tacto.  


Hoy en día, los pollos vienen limpios por dentro, sin hígado, ni mollejas ni corazón,debido a las normas de sanidad no así los pollos camperos, del que os enseñamos ésta foto de su casquería, para que lo veáis mejor. 





Las mollejas hay que limpiarlas bien, con agua y sal, para eliminar los restos de "suciedad", aunque suelen venir generalmente bastante limpias, es mejor prevenir. A nosotros nos gusta mucho, a la plancha con un poco de pimienta, y en los bares de la zona, se suele servir como tapa o aperitivo.  Aunque se puede echar al cocido también o a cualquier guiso. 


¿Habéis probado alguna vez las mollejas? ¿Cómo las cocináis vosotros?

Si te ha resultado interesante, no te olvides compartirlo ;) 
¡Gracias!

3 comentarios:

  1. ¡Hola

    Felicitaciones por sugerencias magnifícicas existentes en este pequeño rincón

    Besos
    http://www.pratocaseiro.blogspot.pt/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! Un placer recibir tu comentario, y que te guste. Besos

      Eliminar
  2. Ahora las venden en Mercadona, muy limpias, en cajitas de plástico herméticas de algo más de 200 gramos. Yo las preparo al ajillo, con perejil y eventualmente champiñones...
    Manuel

    ResponderEliminar

Nos encantan tus comentarios. ¡Gracias!